¿Criptomonedas responsables?

By 15 abril, 2018 marzo 15th, 2019 Noticias
inversion en criptomoneda

Robos virtuales, inestabilidad de precio, la concentración en pocas manos y sobre todo la cantidad inusitada de energía que consumen las criptomonedas son algunos de los detrimentos que tienen no ya como inversión sino también como elemento responsable para con el entorno y con la tranquilidad de nuestra vida a la hora de depositar nuestra confianza en ella.

No es el sistema, el blockchain lo que está fallando, sino el concepto. En un principio fueron ideadas para ser usadas como elemento de intercambio seguro, como forma de pago. Los precios disparados y sus fuertes alzas las han convertido en algo reminiscentemente parecido a los tulipanes del XVII, donde solo se especulaba, no se usaban para su fin primer: plantar, como para el bitcoin y las demás es el pagar o intercambiar.

Con este fin presentó Garret Camp, fundador de Uber, en alianza con el fondo de inversión de riesgo Expa la criptomoneda ECO.

Su objetivo, contó es que diseñado como un protocolo monetario global, a través de una plataforma de código abierto, crear una estructura que no fuera controlada por cualquier individuo, organización o nación, sino ser una red verificada de código abierto donde se controlaría a través de universidades de investigación y organizaciones acreditadas que permitieran una distribución uniforme y cooperativa

La máxima diferencia de entrada se basa en la pretensión de ser usa da como una criptomoneda de uso, de cambio y compra que permita la adquisición de bienes yu servicios sin qeu quede en ridículos porcentajes para poder optar a esa usabilidad. Con ese fin la Fundación Eco supervisará el diseño e implementaicón de protocolo para la creación de la plataforma de pago. Pretenden así, pues, conseguir optar a ser una alternativa práctica al oro, el bitcoin y otras.

Con estas vistas,, con estas pretensiones, Eco busca abordar tres problemas esenciales:

La usabilidad de las aplicaciones, aumentando el suministro de tokens, aumentando la facilidad de crear web y dispositivos móviles simples.

Eficiencia de las transacciones: diseñando un sistema con más eficiencia energética y coordinación en la generación de los tokens, para reducir el consumo de energía total (que ya sabemos que, en casos como el de bitcoin, se ha disparado y es casi insostenible).

Además, como se informó en Criptodinero, no habrá ICO previo sino que se podrá conseguri gratuitamente registrándose en la web de Eco.