El diseño conceptual de espacios como elemento diferenciador

By 3 octubre, 2019 octubre 4th, 2019 Noticias
En la actualidad si un local comercial u oficina, en el cual se va a desarrollar una actividad comercial, no está respaldado por un buen  diseño conceptual, se dice que carecerá de “alma”. De ahí, que no conseguirá conectar con sus clientes e incluso con los propios trabajadores.
Uno de los objetivos del diseño conceptual, basado en el diseño de espacios, es la de  transmitir ideas a todo aquel que lo visita. En otras palabras, los colores de un local comercial u oficia, su mobiliario, el modo en que éste está organizado y la luz, entre otros elementos, transmitirán ideas a clientes y trabajadores acerca de ese lugar y esa marca en concreto. Por este motivo, el diseño de espacios comerciales puede llegar a considerarse un elemento de branding y de marketing.
Por otro lado, un diseño conceptual puede hacer que un comercio o negocio se diferencie de su competencia de una forma mucho más creativa y eficaz. Durante el proceso de compra, el producto o servicio no es el único elemento que influye en la decisión del cliente. En el caso de los restaurantes o bares, por ejemplo, contar con un espacio comercial diferente hará que éstos llamen la atención del público desde un primer momento. De ahí, que para el éxito de un diseño, sea importante la realización de un análisis previo de los objetivos de la marca o tienda, su ubicación y su identidad corporativa. 
Es importante remarcar que el diseño de espacios comerciales va mucho más allá de “la vista”, la música y los aromas, por ejemplo, también son elementos que pueden ayudar al público a identificar o recordar una marca o tienda en concreto.
Una vez decididos todos estos aspectos, la base del interiorismo comercial deberá ser la diferenciación, capaz de apoyar la estrategia de fidelización de clientes y de atracción de nuevos.