Las oficinas inteligentes, la última moda en 2016

By 28 abril, 2016 marzo 15th, 2019 Noticias
oficinas inteligentes

Con el paso del tiempo, las empresas se ven cada vez más obligadas a usar como recurso tecnología punta, y ya no se trata sólo de ordenadores, smartphones, tablets o el uso de videoconferencias, sino que va más allá. Desde muebles hasta lámparas para llegar a ser oficinas inteligentes, la última tendencia en los espacios de trabajo para el 2016.

No sólo se trata de tener tecnología y presumir de ello, sino de facilitar el trabajo de los empleados y de los mismos clientes, y es que según un estudio, la unión de la tecnología y el diseño de oficinas innovador hacen más agradable el espacio de trabajo además de mejorar la funcionalidad de tu oficina.

Muchas empresas desconocen los beneficios de implementar nuevas tecnologías y no lo terminan de hacer precisamente por la falta de información. Te contamos la importancia en la productividad laboral cuando se implantan estos dispositivos electrónicos en este tipo de oficinas inteligentes.

Las oficinas inteligentes, cada vez más presentes en el alquiler de oficinas

  • Ayuda a construir una buena imagen de marca. La tecnología proyecta una imagen mucho más seria, comprometida y consolidada.
  • Mejora la comunicación. Al integrar la comunicación a distancia mediante  videoconferencias a una empresa, se logra ahorrar dinero y tiempo, además los departamentos se pueden comunicar entre sí.
  • Mejora la funcionalidad de la empresa. La combinación del recurso humano y las tecnologías supone una mezcla perfecta hacia la excelencia de una empresa.
  • Promueve el bienestar de los empleados. Gracias a que se reduce el tiempo dedicado a otras tareas con menos importancia para dedicarse a labores más creativas.

Las nuevas tecnologías deben ser las aliadas de todas las empresas en la actualidad ya que estas incrementan la productividad de los trabajadores y la presencia de la empresa como tal.

Además de esto, en estas oficinas inteligentes suelen  incorporar espacios de relajación dentro de la empresa como sofás, videojuegos, cuarto de masajes y otras comodidades que ayuden a los empleados a salirse un poco del estrés del trabajo así sea por unos minutos.