Property Management: cuando dejarlo en manos expertas NO es un lujo

By 12 junio, 2018 marzo 15th, 2019 Noticias
property management

Realmente no lo es. Frente a todo el trabajo que supone la gestión continuada de una propiedad de inquilinos, de una comunidad o un edificio de oficinas la comodidad que ofrece el property management es, desde luego, una forma de ganar en calidad de vida, ahorrando preocupaciones y tiempo de gestión.

Y es que el property management es una actividad que cuando rinde es cuando los profesionales se ocupan de ella. Hay muchas ventajas implícitas, una de las cuales, la más importante, quizás, es el ahorro de tiempo. El profesional o equipo profesional que se encarga del property management se ocupa de todas las labores que engloba además de las cuestiones que puedan surgir en el día a día, con una planificación metódica y un calendario, una serie de actuaciones medidas y bien establecidas a las que a nosotros individualmente nos costaría llegar, sin poder agendar y poner todo en práctica con la soltura con que puede hacerlo un profesional.

Tener en cuenta todos los factores, llevar al día las cuentas, los registros, contratos, gastos, entradas, salidas, todo eso y mucho más es lo que el property management ofrece a sus clientes, una forma, en definitiva, de rentabilizar la inversión en propiedades inmobiliarias que se alquilan de una u otra forma, ya sean inquilinos, la gestión de una propiedad como una comunidad de propietarios, edificios de oficinas y hasta centros comerciales.

La gestión del patrimonio inmobiliario engloba gran cantidad de burocracia y del trasunto económico que supone dicha gestión, con reinversiones, cobros, impuestos, etc., que hay que tener al día y perfectamente controlados. Y parte del trabajo de esos especialistas es estar al tanto, adelantarse y tener en cuenta todas las circunstancias posibles en una labor proactiva y eficiente del management.

No todos disponemos del tiempo necesario para dedicarnos a esas labores, ni tenemos el conjunto de conocimientos para sacarle todo el partido a esa inversión; luego el tener ese aspecto cubierto por un equipo profesional que lo gestione adecuadamente y le saque rentabilidad, al final, NO es un lujo: es una decisión inteligente y hábil para aprovechar toda oportunidad de inversión y rentabilidad.