Retail, oficinas y hoteles: las mejores oportunidades para la inversión inmobiliaria

By 16 junio, 2016 marzo 15th, 2019 Noticias
como traspasar un local comercial

La recuperación del mercado inmobiliario en España es un proceso lento, pero seguro, y todo gracias al aumento de liquidez y la inminente necesidad de inversión inmobiliaria. La otorgación de hipotecas y la modificación en los costes de los pisos son los dos pilares esenciales de esta etapa para recobrar la confianza de todos los inversores. Además, el 2016 será el año crucial para el Asset Management, una labor de gestión que cada día posee más peso en el sector.  

Existen muchas oportunidades tanto dentro como fuera de España en cuanto a las inversiones inmobiliarias se refiere. Los inmuebles de uso comercial, hoteles y oficinas son la opción preferida para el capital extranjero gracias a su baja tasa de riesgo y su buen retorno de inversión, sin embargo, la inversión en el sector residencial y en el suelo se está empezando a tantear de manera progresiva y sensata.

Durante mucho tiempo, la inversión inmobiliaria se centralizó en los activos “Distressed” debido a los bajos costes de estos, pero en la actualidad el mercado inmobiliario se encuentra en un periodo de oportunidades con diversas alternativas en numerosos segmentos y además con un alto retorno de la inversión en oficinas, logístico y residencial, pero es importante agregarle valor a este tipo de activos y el Asset Management cada vez es más importante para evitar futuros riesgos.

Urbemar, expertos en Asset Management y gestión patrimonial

Uno de los riesgos actuales para la inversión extranjera en el sector sería la posibilidad de que Reino Unido salga de la Unión Europea, aunque entre tanta incertidumbre podrían surgir nuevas oportunidades, así como también los resultados electorales suponen un riesgo.

Todo dependerá de la manera en cómo se aborde el sistema impositivo y la gestión de activos, pues mientras más equitativo sea tanto con los inversores locales como con los extranjeros, el país tendrá como competir con otros países de grandes mercados inmobiliarios.  

Por otro lado, tras el freno en la crisis del sector inmobiliario, el mercado vigente cuenta con diversos inmuebles, principalmente para el uso corporativo y hotelero. En cuanto al segmento residencial, sobre todo en las grandes ciudades de provincia debido a la alta demanda de nuevas viviendas, debe afrontarse una financiación más rigurosa, que ayude a ampliar el mercado de alquiler y que fortalezca el precio de la vivienda.